La policía de Sri Lanka encontró 87 detonadores de bombas en la principal estación de autobuses de esta capital, un día después de los atentados contra iglesias, hoteles y zonas residenciales en el país, que han dejado al menos 290 muertos y alrededor de 500 heridos.

Los detonadores fueron hallados en la estación de autobuses Bastian Mawatha de Pettah, un barrio situado a medio camino entre los hoteles y la iglesia donde el domingo se registraron las explosiones, informó la policía local en un comunicado divulgado por el cingalés The Daily News.

Precisó que dos detonadores estaban tirados en el suelo y otros 75 en un vertedero de basura cercano.

Las fuerzas de seguridad continúan buscando en toda la isla a los responsables de los atentados, los cuales habrían sido cometidos por siete atacantes suicidas, indicó el portavoz policial, Ruwan Gunasekera.

Si bien por el momento ningún grupo ha reivindicado los atentados, las autoridades ya han detenido al menos a 24 sospechosos en el marco de las investigaciones.

Tanto Gunasekera como el ministro de Salud de Sri Lanka, Rajitha Senaratne, elevaron a 290 los muertos y unos 500 los heridos por las ocho explosiones simultáneas en tres iglesias, tres hoteles de lujo, un barrio residencial y las inmediaciones de un zoológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.