La iniciativa de ley que propuso la diputada Adriana Hernández Íñiguez tiene la finalidad de prohibir la venta, distribución o suministro de cigarrillos por unidad o en empaques, que contengan menos de catorce o más de veinticinco unidades, además de tabaco picado en bolsas de menos de diez gramos.

La diputada sostiene que busca prevenir que las niñas, niños y adolescentes caigan en la adicción ya que Michoacán ocupa el décimo tercer lugar en la compra de cigarros sueltos (promedio nacional 48.1%, Michoacán 55.2%).

Asimismo esta propuesta de ley contempla prohibir la colocación de cigarros en sitios que le permitan al consumidor tomarlos directamente, comerciar, vender o distribuir al consumidor final cualquier producto del tabaco por teléfono, correo, internet o cualquier otro medio de comunicación y a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras; distribuir gratuitamente productos del tabaco al público en general o con fines de promoción y prohibir a los comercios establecidos a menos de 200 metros de las escuelas e instituciones educativas, sean públicas o privadas, la venta de productos derivados del tabaco.

En caso de violar las prohibiciones planteadas, la diputada priísta propone una multa de 1,500 hasta 6,000 Unidades de Medida y Actualización (UMA) equivalente a $126, 735 hasta $506, 940 pesos mexicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.