El clima, los actos de vandalismo y la prevención de desmanes fueron las causas por las que se postergó la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors.

Los directivos de la CONMEBOL mencionaron su interés para que la gran final se jugará en otro país, entre algunas opciones estaba Chile, Estados Unidos y Uruguay; sin embargo, los altos mandos decidieron cambiar de continente para no encontrar algún inconveniente a la hora del juego.

El domingo 09 de diciembre, River y Boca se verán las caras en el Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid; lo anterior, luego de que la Confederación formalizara la decisión, únicamente por confirmar el horario.

Los fanáticos e hinchas argentinos se quedarán con las ganas de presenciar la máxima final en la historia de la Copa Libertadores, esto, por agredir los autobuses de los clubes con piedras, palos y bombas de gas lacrimógeno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.