El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo calificó de berrinche el conflicto que se vive entre empacadores y productores de aguacate.

El perredista insistió en que si bien se trata de un problema entre particulares, al afectar intereses de terceros, continuará el Gobierno de Michoacán al pendiente.

Y es que refirió que continuarán empujando hacia una solución pronta y oportuna al conflicto, a efecto de poder normalizar la producción.

Por otro lado, cuestionado respecto a la supuesta falta de producción de aguacate por el conflicto, descartó que esto sea verdadero, al insistir que pese a los roces la producción sigue sin afectaciones.

“Hasta la producción para exportar sigue funcionando de manera normal, es falso que este paralizado”, culminó.