De esas veces que tienes mucho dinero y decides invertirlo en un buen auto, como por ejemplo un McLaren 720S que cuesta alrededor de 300 mil dólares lo equivalente a seis millones de pesos aproximadamente.

Pues ese fue el caso de una persona que decidio romper un nuevo récord, pero no precisamente de velocidad, sino del tiempo en que alguien puede ser dueño de un auto de más de 300 mil dólares, pues le bastaron dos horas en sus manos para destruirlo totalmente.

Este auto alcanza una velocidad máxima de 341 kilómetros por hora, pasando de 0 a 100 km/h en solo tres segundos, algo que posiblemente quería comprobar y terminó destruyendo el auto que salió de la carretera y se estrelló contra un árbol en Great Falls, Virginia.

Afortunadamente para el chofer el accidente no le causó lesiones, pero por si las dudas fue trasladado en helicóptero a un hospital para examinarlo y descartar cualquier incidente.