El consejero presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ramón Hernández Reyes lamentó que durante el proceso electoral del pasado primero de julio, existieran cuatro alcaldes michoacanos que aspiraban a la reelección que hicieron pancho y retiraron el resguardo policial de las juntas distritales del IEM ante los resultados electorales que no les favorecían.

El jerarca electoral sentenció que dicha actitud demostró inmadurez política y demás conductas reprobables, ya que se comprometió el resguardo de la paquetería electoral, las boletas y demás material indispensable para la construcción democrática del país.

Si bien se reservó los nombres de los municipios y candidatos que incurrieron en este tipo de actos, no descartó que se pudiera dar el caso de Morelia, donde ocurrió una situación similar.

Ante esta situación, hizo un llamado a que en lo subsecuente no se privilegien intereses personales o de grupo por encima de los de nación, de tal suerte que se puedan combatir ese tipo de actitudes antideportivas y lascivas para la sociedad.

“Existieron casos en los que tuvimos que traer los paquetes electorales antes de tiempo para evitar que fueran robadas, ya que de pronto se retiraron los policías encargados de la seguridad de las juntas distritales del IEM, lo cual no podemos dejar de reprochar”.