La Arquidiócesis de Morelia a través de los centros de escucha han atendido a 315 víctimas de violencia en la entidad, dio a conocer el padre Juan Pablo Vargas Barrera.

En el marco de la presentación de la agenda de seguridad y justicia, Vargas Barrera refirió que se han tenido grandes avances en materia de atención a víctimas, ya que en los seis centros de escucha se ha podido dar acompañamiento espiritual, pastoral, jurídico y psicológico.

Refirió que son los delitos de violencia intrafamiliar, secuestro, extorsión, homicidio y desapariciones forzadas los más recurrentes entre las víctimas atendidas, por lo que se mostró comprometido en el mejoramiento de estos rubros.

Por su parte y con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad en la entidad, la iglesia católica signó este día el convenio en favor de las Mesas de Seguridad y Justicia para Michoacán, de tal suerte que se pueda generar una estrategia en conjunto para combatir la delincuencia.

En dicha Mesa de Seguridad participan la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán (Fucidim), el presidente municipal electo, Raúl Morón Orozco, así como autoridades del Gobierno del Estado y Gobierno Federal.

Así, apuntó Vargas Barrera, en conjunto entre iglesia, federación, estado y municipio se podrán generar condiciones para en primer instancia prevenir el delito y en los casos en los que no es posible, atender a las víctimas de estos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.