Alfonso Martínez Alcázar, presidente municipal de Morelia aseguró que esperará el conteo final del Instituto Electoral de Michoacán (IEM) pues acusó que durante la jornada electoral del pasado domingo existieron “muchas anomalías” por lo que subrayó “no confiamos en el PREP”.

Además agregó que la diferencia que lo separa del virtual ganador, Raul Moron Orozco es mínima, por lo que confía en la resolución final del órgano electoral del estado.

Entre las diferentes anomalías que acusa Martínez Alcázar existieron, es la diferencia entre las sábanas que separan una casilla de la otra, además de que el cómputo realizado por el PREP no corresponde a las cifras que aparecen en las actas de cada casilla electoral, de acuerdo al conteo realizado por su equipo de campaña.

Agregó que aproximadamente el 20 por ciento de las casillas no fueron computadas por lo que dijo, no se puede dar por hecho nada ya qué hay muchos votos que revisar.

También dijo que hubo casillas donde se depositaron boletas adicionales y donde los funcionarios de casilla votaron dos veces, “todas esas irregularidades se tienen que revisar el día de mañana”, apuntó el líder de la comuna moreliana.

“Se computaron muchas actas en donde no ponen los votos del independiente, casualmente, entonces eso lo tenemos que ver”, añadió.

Sin embargo, aseguró ser un demócrata que cree en la democracia y las mayorías por lo que reconocerá los resultados finales.