Durante los últimos años, el Super Bowl es el evento deportivo más atractivo para millones de espectadores; sin embargo, la edición LII donde se enfrentaron Philadelphia Eagles y New England Patriots, ha sido la menos vista en ocho años.

Los niveles de audencia en la televisión estadounidense muestran una caída en los usuarios, pues se promediaron 103.4 millones de espectadores, comparado al de 2017 que atrajo 111.3 millones de televidentes.

La victoria de Eagles registró un rating de 47.4 puntos, por debajo del año pasado donde los Patriots remontaron sobre Atlanta Falcons, con 48.8 unidades.

La edición del Super Bowl con el mayor nivel de audiencia fue la del 2015, en el duelo entre New England y Seattle Seahawks, donde terminó con una calificación de 45.3 y un promedio de 114.4 millones de espectadores.

Se especula que el declive de espectadores se atribuya a las llamadas para un boicot previo al juego, debido a la negativa de NFL de amonestar a los jugadores que se arrodillan durante el himno nacional estadounidense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.