Nueva relación de pareja; adiós a las exparejas

La opinión de Armando Arredondo ✍🏻

0
82

Al comenzar una relación de pareja  o lo que se le define como noviazgo es muy importante iniciarla con ciclos cerrados de relaciones pasadas para evitar que tu relación actual se vea envuelta en conductas repetidas de tus relaciones anteriores.

Al inicio de cualquier relación siempre se generan expectativas respecto a lo que se desea en el futuro llegues con tu pareja, formalizando incluso las condiciones de la misma, cuando no cierras un ciclo de tu relación o relaciones pasadas se cae en un riesgo importante de repetir conductas que anteriormente tuviste y que quizá no fueron sanas. Es muy común que al inicio de la relación recuerdes cómo era la dinámica con tu ex por ejemplo: recuerdas la forma en cómo te hablaba, en cómo te trataba, las cosas que solían hacer juntos, los lugares que visitaban, los planes que tenían y esto automáticamente te hace comparar la relación actual con la anterior, no es una dinámica mala que lo recuerdes pero si es un riesgo si no lo trabajas porque puedes pasarte el resto de tu relación en una comparativa siempre, no estarás en condiciones incluso de tener una relación de pareja, es importante que ante una ruptura vivas el proceso de duelo.

La  psiquiatra suizo estadounidense Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004) en su libro On death and dying, en 1969 presenta las 5 etapas de duelo que se enfrenta ante la ruptura o pérdida física y/o emocional, por eso es importante que ante la ruptura vivas el duelo correspondiente: Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación, esto como una manera de sanar tu proceso emocional anterior.

Una vez que ya viviste las etapas del proceso de duelo es cuando puedes considerarte que estás emocionalmente en condiciones de comenzar una nueva relación de pareja, sanar tu proceso o haber vivido tu duelo no quiere decir que no vas a recordar lo que viviste en tus relaciones anteriores sino que lo recordarás pero ya nada influirá en tu relación actual, incluso lo que recuerdes ya no te lastimará sino que te fortalecerá para seguir adelante con tu proceso de vida, importante también no entregarte de manera incondicional a tu pareja porque te pones en un riesgo importante de vulnerabilidad emocional y como tal se debe generar un límite en nuestra estructura interna para no vivir en la codependencia total de por vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.