La “modernización” del alumbrado público que ha venido promoviendo en los últimos meses, el edil independiente Alfonso Martínez Alcázar y que está a punto de aprobarse o rechazarse en el Congreso del Estado, carece de beneficio para los morelianos, ya que solo representa intereses para unos cuantos y no para los ciudadanos, así lo expresó Alberto Moreno Zamudio, quien se ha destacado por promover amparos en contra del Derecho de Alumbrado Público (DAP) el cual además de ser ilegal solo se cobra en 17 Estados de la República Mexicana.

De igual manera enfatizó en que son una serie de vicios que vienen de administraciones pasadas los que han corrompido de a poco la Dirección de Alumbrado Público, pues el recurso que genera el DAP se utiliza para todo menos para mejorar la calidad del alumbrado público.

Moreno Zamudio explicó, que “la privatización lejos de ayudar a la ciudadanía la perjudicaría, ya que de los 17 millones de pesos que se pagan mensualmente por el servicio de alumbrado público, se pagarían únicamente 14 millones de pesos, sin embargo, es aquí donde está el trasfondo macabro, ya que el edil independiente no menciona que la Dirección de Alumbrado Público se seguirá manteniendo, lo que entre pago de la nómina, mantenimiento de vehículos oficiales, pago de renta y luz nos costaría 3 millones de pesos mensuales, lo que no significa ningún ahorro en los bolsillos de los morelianos, pero si un beneficio para una empresa privada.

Así mismo, condenó que uno de los problemas más graves que tiene la ciudad es la contaminación y el nulo ahorro de energía, pues a plena luz del día las luminarias están encendidas, lo que genera un mayor gasto y consumo de luz, es decir que el Ayuntamiento no está tan preocupado en si se contamina o no, pero si se encuentra interesado en ofertar el alumbrado público al mejor postor.

“Debemos aclararle a la población que para empezar pagamos un servicio que no tenemos, pues en muchas colonias de la ciudad no se cuenta con luz y esto se ha venido suscitando a raíz de que ninguna autoridad ha querido utilizar dicho recurso para la mejora del alumbrado público, pues en uno o dos años se podrían reemplazar todas las luminarias por luces LED, lo que sin duda representaría un ahorro verdadero.

Para finalizar, puntualizó que “el problema no radica en que las autoridades quieran hacer negocio, sino en que la ciudadanía no hace nada para evitarlo, pues si 100 morelianos tomáramos el Congreso y con la ley en la mano exigiéramos que dejen de cobrar el  DAP esto se erradicaría, sin embargo la apatía de la población no deja que se avance en dicha materia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here