Basada en el Cómic francés Valérian y Laureline de 1967, el filme cobra vida gracias a la dirección de Luc Besson; quien es reconocido no sólo por la Industria del cine y su muy buen trabajo en “El quinto elemento” sino por sus seguidores, y que ahora es el responsable de mostrarnos una nueva aventura de ciencia ficción con VALERIAN.

¿Qué se puede apreciar en esta película? Increíbles efectos especiales, escenarios tan raros como únicos, buena música pero también, una trama que no logra del todo su cometido con los espectadores.

Fotografía 📸: Especial.

Es impactante y es altamente increíble por los personajes tan extraños que muestra el filme, por su impecable animación, sin embargo, le faltó algo de “saborsito” al asunto.

En cuanto al casting, Dane DeHaan (Valerian) y Cara Delevingne (Laureline) Besson hizo buena elección. La dinámica y química entre los dos actores es notoria e incluso, las peculiaridades de cada personaje como su personalidad sí logran conectar con el público, pues, después de todo son humanos y su romance dentro de la historia si puede generar identificación con los espectadores. Claro que, esto en el cómic es distinto.

No obstante, la película carece de una trama sustancial. Es casi predecible lo que puede suceder, el villano y sus acciones y adiós a la tercera idea que una buena película te ofrece.

¿Cuál es la trama entonces?

Valerian es un agente inter espacial quien junto a la Sargento Laureline se encargan de un caso que puede poner en riesgo las relaciones “políticas” y hasta económicas entre diversas razas alienígenas pero irán descubriendo un complot que va más allá de un asunto político.

Esto, porque de acuerdo al cómic, el mundo de Valerian está inspirado en el año “2130” en adelante, en donde muy posiblemente la raza humana tenga contacto y acuerdos con la vida alienígena o seres de otros planetas.

Ahora bien, desde la parte visual, el trabajo de Besson expone dobles realidades, transiciones, escenarios, y secuencias poco comunes pero que bien realizadas te hacen parte de una dimensión totalmente nueva, asombrosa y emocionante. Debe de aplaudirse y resaltarse que Luc en esta parte resolvió con mucha visión estas escenas de la película, sobre todo la cuestión de ¿a dónde quiere llevarnos el director con estos efectos?

Fotografía 📸: Especial.

La participación de Rihanna en esta película ha causado intriga sobre todo entre sus fans, aunque no es realmente de trascendencia su personaje, de menos su performance vale la pena, para aquéllos que se sientan atraídos por su talento en el baile.

La lectura del Volumen 1, y que inspiró a la película, dura aproximadamente unos 20 minutos, según Luc Besson. Y la cinta tenía que durar al menos dos horas.

Es un paso más en la carrera de este director francés. No tan aplaudido esta vez por la falta de conexión de la cinta con el público, pero sí por arriesgarse a ver y apreciar la ciencia ficción desde otro punto, porque se atrevió a imaginar, crear, inspirar, montar paisajes y especies variadas y hacer de VALERIAN un coctel de escenarios varios que te llevan a otra dimensión.

¿Y a ti te gustó Valerian? Comparte esta crítica con tus amigos, vayan al cine y disfruten la película. Recuerda tratar de encontrar el esperado génesis en cada una de las cintas, porque el cine lo hacemos todos.

Te invito a seguirme en Twitter como @GabyRecillas y en Facebook como Gaby Recillas para compartir juntos el séptimo arte.